¿Qué es la gobernanza de datos? ¿La necesito?

La gobernanza de datos es un requisito en el actual entorno empresarial, que avanza a gran velocidad y es sumamente competitivo. Ahora que las organizaciones tienen la oportunidad de captar cantidades ingentes de datos internos y externos de todo tipo, necesitan una disciplina que les permita maximizar su valor, gestionar riesgos y reducir costes.

¿En qué consiste la gobernanza de datos?

La gobernanza de datos es una conjunto de procesos, funciones, políticas, normas y mediciones que garantizan el uso eficaz y eficiente de la información con el fin de ayudar a una empresa a cumplir sus objetivos. Permite fijar una serie de procesos y responsabilidades que aseguran la calidad y la seguridad de los datos que se emplean en una sociedad u organización. La gobernanza de datos define quién puede emprender acciones, sobre qué datos, en qué situaciones y mediante qué métodos.

Una estrategia de gobernanza de datos bien diseñada es fundamental para cualquier organización que trabaje con big data, puesto que dará cuenta de las ventajas que unos procesos y responsabilidades uniformes y compartidos reportan a su empresa. Los factores clave de cada negocio indicarán qué tipo de datos son los que deben controlarse de cerca en su estrategia de gobernanza, así como las ventajas que puede esperar obtener. Esta estrategia constituirá la base de su marco de gobernanza de datos.

Por ejemplo, si un factor clave para su estrategia de gobernanza de datos es garantizar la confidencialidad de datos del sector sanitario, los datos de los pacientes deberán ser gestionados de forma segura en su paso por su negocio. Se definirán unos requisitos de retención (p. ej., el historial de quién ha modificado información y en qué momento) para asegurar el cumplimiento de la normativa oficial pertinente, como es el caso del RGPD.

Download The Definitive Guide to Data Governance now.
Download Now

La gobernanza de datos asegura que las funciones referentes a los datos queden bien definidas y que la responsabilidad y transparencia gocen de consenso en toda la empresa. Un marco de gobernanza de datos bien planificado abarca funciones y responsabilidades estratégicas, tácticas y operativas.

Qué no es la gobernanza de datos

A menudo se confunde la gobernanza de datos con otros términos y conceptos relacionados, como la gestión de datos o la gestión de datos maestros.

La gobernanza de datos no es gestión de datos

La gestión de datos se refiere a la gestión de las necesidades de todo el ciclo vital de los datos de una organización. La gobernanza de datos es el componente principal de la gestión de datos y enlaza nueve disciplinas distintas, como son la calidad de datos, la gestión de datos de referencia y maestros, la seguridad de los datos, las operaciones con bases de datos, la gestión de metadatos y el almacenamiento de datos.

La gobernanza de datos no es gestión de datos maestros

La gestión de datos maestros (MDM, en inglés) se centra en identificar las entidades clave de una organización y, a continuación, mejorar la calidad de dichos datos. Garantiza que disponga de la información más completa y precisa disponible sobre entidades clave como los clientes, los proveedores, proveedores médicos, etc. Puesto que estas entidades son compartidas en toda la organización, la gestión de datos maestros concilia visiones fragmentadas de esas entidades en una vista única: una disciplina que va más allá de la gobernanza.

No obstante, no puede asegurarse una MDM adecuada sin una gobernanza correcta. Por ejemplo, un programa de gobernanza de datos definirá los modelos de datos maestros (la definición de cliente, producto, etc.), enumerará las políticas de retención de los datos y definirá funciones y responsabilidades para la autoría, el procesamiento y el acceso a los datos.

La gobernanza de datos no es administración de datos

La gobernanza de datos garantiza que se asignen a cada persona las responsabilidades más adecuadas sobre esos datos. La administración de datos se refiere a las actividades necesarias para asegurar que los datos sean veraces, estén controlados y sean fáciles de descubrir y de procesar por quien corresponda. La gobernanza de datos, ante todo, se basa en la estrategia, las funciones, la organización y las políticas, mientras que la administración de datos se refiere siempre a la ejecución y la operativización.

Los administradores de datos se encargan de los activos de datos y aseguran que esos datos sean coherentes con el plan de gobernanza, estén vinculados a otros activos y controlados en materia de calidad, cumplimiento o seguridad.

Download A 16 Step Data Governance Plan for GDPR Compliance now.
Download Now

Ventajas de la gobernanza de datos

Una estrategia de gobernanza eficaz reporta muchas ventajas a una organización, como por ejemplo:

  • Una comprensión compartida de los datos: la gobernanza de datos proporciona una visión uniforme y una terminología común para los datos, sin que para ello las unidades de negocio deban renunciar a la flexibilidad que requieren.
  • Una mejora en la calidad de los datos: la gobernanza de datos crea un plan que garantiza la precisión, exhaustividad y coherencia de los datos.
  • Un mapa de los datos: la gobernanza de datos ofrece la capacidad avanzada de entender la ubicación de todos los datos relativos a entidades clave, aspecto necesario para la integración de datos. Al igual que el GPS puede representar un paisaje físico y ayudar a la gente a ubicarse en entornos desconocidos, la gobernanza de datos aporta utilidad a los activos y logra que resulte más sencillo asociarlos a resultados comerciales.
  • Una visión de 360 grados de cada cliente y de otras entidades mercantiles: la gobernanza de datos genera un marco para que una organización logre consensuar “una única versión de la verdad” en el caso de entidades comerciales críticas y alcanzar un nivel adecuado de coherencia entre entidades y actividades comerciales.
  • Un cumplimiento normativo uniforme: la gobernanza de datos ofrece una plataforma para cumplir con las exigencias de la legislación, como el Reglamento General de Protección de Datos de la UE (RGPD), la ley HIPAA de los EE.UU. (Ley de Portabilidad y Responsabilidad de Seguros Médicos) y normativas sectoriales como los PCI DSS (Normas de Seguridad de Datos para el Sector de las Tarjetas de Pago).
  • Una mejora de la gestión de datos: la gobernanza de datos aporta la dimensión humana a un mundo dominado por los datos y muy automatizado. Crea códigos de conducta y mejores prácticas en gestión de datos, garantizando que las preocupaciones y necesidades que van más allá de los ámbitos tradicionales de datos y tecnología —como los aspectos legales, la seguridad o el cumplimiento normativo— reciben el mismo tratamiento.

Download ¿Qué es la gobernanza de datos? ¿La necesito? now.
View Now

Gobernanza de datos en cloud

A medida que las empresas y las organizaciones se dan cuenta de las ventajas que supone pasar parte o todos sus almacenes y procesos de datos a estrategias de integración cloud e iPaaS, la necesidad de una gobernanza de datos eficaz se multiplica considerablemente.

Dar el salto a la cloud se basa en delegar determinadas tareas a terceros externos, como la gestión de infraestructuras, el desarrollo de aplicaciones, la seguridad, etc. La cloud también se fundamenta en la virtualización de recursos técnicos, que puede plantear retos de soberanía de datos, como sucede con normativas que estipulan que los datos deben estar ubicados en un determinado lugar o país. Además, las estrategias de priorización de la cloud suelen alentar la descentralización y permitir que las áreas de negocios y los grupos de trabajo desplieguen su propio sistema independientemente, lo que podría generar una expansión incontrolada de datos.

Ahí es donde la gobernanza cobra todo su sentido. En primer lugar, un plan de gobernanza de datos estratégico es crucial para migrar contenido a la cloud. Tanto si una organización pasa a un modelo de datos híbrido como si es completamente en cloud, el proceso de migración de datos disfrutará de todas las mismas ventajas de un plan de gobernanza de datos completo y la migración en sí misma será más eficiente y segura.

Además, trasladar los procesos de datos a la cloud añade una capa de complejidad en materia de seguridad y acceso. Si bien una solución de datos completamente local sigue necesitando una estrategia de gobernanza de datos sólida, cuando esos datos se trasladan por la cloud se considera muy oportuno el valor de la gobernanza de datos.

Herramientas de gobernanza de datos

Para encontrar el enfoque de gobernanza de datos más adecuado para su organización, busque herramientas de código abierto escalables que puedan integrarse de forma rápida y económica en el entorno existente de la organización.

Además, una plataforma cloud Le permitirá aprovechar rápidamente capacidades robustas que son rentables y de fácil manejo. Las soluciones cloud también permiten eludir los gastos que entrañan los servidores locales.

Cuando empiece a comparar y seleccionar herramientas de gobernanza de datos, céntrese en elegir las que le ayuden a materializar las ventajas comerciales contempladas en su estrategia de gobernanza.

Estas herramientas deberían serle de utilidad:

  • Capture y comprenda sus datos mediante herramientas y capacidades de descubrimiento, creación de perfiles y referencias. Por ejemplo, unas herramientas adecuadas pueden detectar automáticamente un dato personal, como un número de seguridad social, en un conjunto de datos nuevo y activar una alerta.
  • Mejore la calidad de sus datos con validación, limpieza y enriquecimiento de datos.
  • Gestione sus datos con ETL y ELT impulsados por metadatos, así como aplicaciones de integración de datos, de modo que se pueda hacer un seguimiento de las canalizaciones de datos con un linaje de datos exhaustivo.
  • Controle sus datos con herramientas que revisan y controlan activamente.
  • Documente sus datos para poder aumentarlos con metadatos e incrementar su relevancia, facilidad de búsqueda, accesibilidad, facilidad de enlace y cumplimiento jurídico.
  • Faculte a aquellos que mejor conocen los datos para que hagan su aportación a las tareas de administración de datos con herramientas en autoservicio.

Talend entiende la gobernanza de datos y proporciona herramientas en cloud de gran utilidad que pueden ayudar a organizaciones de cualquier magnitud a pasar de datos no gobernados a una gobernanza activa de sus datos. La calidad de datos, la gestión de metadatos y datos, y las herramientas de administración de datos de Talend son robustas y de fácil manejo, y le permiten abordar de forma rápida y eficaz sus necesidades de gobernanza de datos.

La gobernanza de datos no es opcional

Hoy en día las organizaciones disponen de cantidades increíbles de datos sobre sus clientes, proveedores, pacientes, empleados, etc. Cuando esta información se utiliza correctamente para entender mejor el mercado y el público objetivo, las organizaciones cosechan más éxitos. La misma gobernanza garantizará que esos datos sean de confianza, estén bien documentados y sean fáciles de encontrar y de acceder desde dentro de su organización, y que se guarden a buen recaudo, con confidencialidad y cumpliendo con la legislación.

Asegúrese de que su organización esté bien situada para maximizar sus inversiones en gobernanza de datos y minimizar el riesgo de filtración de información. Eche un vistazo a nuestras soluciones de gobernanza de datos cuando esté listo para dar el primer paso.

| Last Updated: julio 8th, 2019